Al 2020 se realizarán 111 mil inspecciones laborales al 22% de empresas locales

Al 2020 se realizarán 111 mil inspecciones laborales al 22% de empresas locales

Derechos laborales. Se busca que en dos años todas las regiones del país cuenten con una intendencia de la Sunafil.

 

Actualmente, la inspección a empresas para constatar que se cumplan los derechos laborales apenas alcanza al 7% del total de unidades económicas. Sin embargo, se espera realizar al 2020 un total de 111.000 inspecciones, lo que permitiría fiscalizar al 22% de corporaciones.

 

Así lo estimó ayer el Ministro del Trabajo y Promoción del Empleo, Alfonso Grados, durante su presentación en la Comisión de Trabajo del Congreso.

Comentó que luego del trágico siniestro en las Galerías Nicolini(Las Malvinas) se puso sobre el tapete la necesidad de fortalecer la labor inspectiva.

Por eso proyectó que en el plazo de dos años se acelerará la cobertura de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) en todo el país.

“Cerraremos este año con 14 intendencias, en el 2018 apuntamos a abrir seis más y en el 2019, otras seis”, dijo.

 

Para lograrlo, el ministro anunció la integración del sistema inspectivo, que hasta hoy está fraccionado en la Sunafil y los gobiernos regionales, que cuentan con 380 y 70 inspectores laborales respectivamente.

Proyectó que al 2018 habrá más de 900 inspectores, para lo cual se hará una promoción progresiva de los inspectores auxiliares, que empezará este año con 64.

Los focos de la inspección, precisó, serán salvaguardar el derecho a la sindicalización de los trabajadores, la no discriminación laboral, el trabajo infantil y el trabajo forzoso.

Para primer empleo

De otro lado, el ministro Grados también se refirió a la ley de promoción del empleo juvenil que el Ejecutivo presentó hace ya varios meses al Congreso y que aún no ha pasado, ni siquiera, a debate en comisión.

Manifestó que la informalidad en la juventud alcanza al 80% de trabajadores menores de 29 años, por lo que se requiere medidas concretas que solucionen esta realidad.

Sobre su propuesta, insistió que se trata de un crédito de aporte a EsSalud por tres años que apunta a abaratar el costo del primer empleo y, de ningún modo, podrá ser utilizado por las empresas para renovar contrato a los trabajadores que ya están en su planilla.

“Quien subvenciona el primer empleo no es el joven sino el Estado”, insistió el funcionario, quien dijo que, según sus proyecciones, cada año esta ley podría generar 50 mil nuevos puestos de trabajo para los jóvenes peruanos.

Pidió al Congreso agendar el proyecto a la brevedad.

Fuente: La República

Comentarios de Facebook

Share This Post

Post Comment