CAS. N° 4030-2017 LIMA/  Cuando la norma invocada por la recurrente no ha sido desarrollada con claridad y precisión.

CAS. N° 4030-2017 LIMA/  Cuando la norma invocada por la recurrente no ha sido desarrollada con claridad y precisión.

 

Nulidad de despido. PROCESO ORDINARIO. Lima, veinticinco de setiembre de dos mil diecisiete.

VISTO y CONSIDERANDO:

Primero:

 El recurso de casación interpuesto por la parte demandante, Adriana Cecilia Chávez Delgado, mediante escrito presentado con fecha veintiuno de noviembre de dos mil dieciséis, que corre en fojas doscientos noventa y tres a doscientos noventa y nueve, contra la Sentencia de Vista contenida en la resolución de fecha veintiuno de octubre de dos mil dieciséis, que corre en fojas doscientos setenta y ocho a doscientos ochenta y cuatro, que revocó la Sentencia apelada contenida en la resolución de fecha trece de mayo de dos mil dieciséis, que corre en fojas doscientos cuarenta y dos a doscientos cincuenta y cuatro, que declaró fundada la demanda, y reformándola declararon infundada; cumple con los requisitos de forma contemplados en el inciso a) del artículo 55° y del artículo 57° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificados por el artículo 1° de la Ley Nº 27021.

 Segundo:

El recurso de casación es un medio impugnatorio extraordinario eminentemente formal y procede solo por las causales taxativamente prescritas en el artículo 56° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley Nº 27021, las mismas que son:

a) la aplicación indebida de una norma de derecho material,

b) la interpretación errónea de una norma de derecho material,

c) la inaplicación de una norma de derecho material, y

d) la contradicción con otras resoluciones expedidas por la Corte Suprema de Justicia o las Cortes Superiores, pronunciadas en casos objetivamente similares, siempre que dicha contradicción esté referida a una de las causales anteriores.

Tercero:

Asimismo, conforme a lo previsto en el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, es requisito que la parte recurrente fundamente con claridad y precisión las causales descritas en el artículo 56° de la mencionada ley, y según el caso sustente:

a) qué norma ha sido indebidamente aplicada y cuál es la que debió aplicarse,

b) cuál es la correcta interpretación de la norma,

c) cuál es la norma inaplicada y por qué debió aplicarse, y

d) cuál es la similitud existente entre los pronunciamientos invocados y en qué consiste la contradicción; debiendo la Sala Casatoria calificar estos requisitos y si los encuentra conformes, en un solo acto, debe pronunciarse sobre el fondo del recurso. En el caso que no se cumpla con alguno de estos requisitos, lo declarará improcedente.

Cuarto:

 Se aprecia en la demanda de fecha dieciséis de noviembre de dos mil diez, que corre en fojas dieciocho a veinticinco, que el actor solicita como pretensión se declare nulo el despido del cual ha sido objeto, por cuanto su contrato de trabajo era de carácter permanente por la naturaleza de sus labores, siendo que el verdadero motivo de su desvinculación con la demandada fue por encontrarse en estado de gestación.

Quinto:

La recurrente denuncia como causales de su recurso las siguientes: a) Interpretación errónea del artículo 57° del Decreto Supremo N°003-97-TR. b) “Contradicción con otros pronunciamientos judiciales de la Corte Superior y la Corte Suprema, referidos a la obligación del empleador de señalar de manera clara y precisa la causa objetiva del contrato”. c) Inaplicación del inciso d) del artículo 77° del Decreto Supremo N°003-97-TR. d) Inaplicación del artículo 82° del Decreto Supremo N°003-97-TR.

 Sexto:

Sobre la causal denunciada en el literal a), se debe tener en cuenta que la interpretación errónea se presenta cuando el juzgador ha elegido de manera correcta la norma que es aplicable al caso concreto; sin embargo, al momento de aplicar dicha norma a los hechos expuestos en el proceso, le atribuye un sentido distinto al que corresponde. En el caso concreto, se debe indicar que si bien en la Sentencia de Vista materia de impugnación se aplicó la norma supuestamente infringida; sin embargo, se advierte que la parte impugnante no ha desarrollado con claridad y precisión la interpretación errónea en la que habría incurrido el colegiado superior; así como tampoco ha mencionado cuál sería la correcta interpretación de la norma denunciada, advirtiéndose que lo que pretende la parte impugnante es que esta Sala Suprema revise nuevamente los hechos y valore nuevamente los medios de prueba, lo que no es posible en sede casatoria, por lo que la causal denunciada no cumple con el literal b) del artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificada por el artículo 1° de la Ley N° 27021, deviniendo en improcedente.

Sétimo:

Respecto a la causal denunciada en el literal b), la parte recurrente no ha cumplido con señalar cuáles son las sentencias con las que el Colegiado Superior habría efectuado contradicción, motivo por el cual dicha causal deviene en improcedente.

Octavo:

En cuanto a la causal denunciada en el literal c), se debe indicar que de la revisión de la sentencia de vista se aprecia que dicha norma sí ha sido aplicada por el Colegiado Superior, el mismo que ha sido consignado en los considerandos quinto, noveno, décimo segundo, décimo cuarto y décimo quinto de dicha resolución; sin embargo, se advierte que la parte recurrente al desarrollar los argumentos de la causal invocada, efectúa un análisis destinado a cuestionar la interpretación realizada por el precitado Colegiado, lo que resulta contradictorio con la inaplicación de una norma, lo cual denota falta de claridad en su fundamentación; en consecuencia, no cumple con lo previsto en el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021; deviniendo en improcedente.

 Noveno:

 Sobre la causal denunciada en el literal d), se advierte que la norma invocada por la recurrente no ha sido desarrollada con claridad y precisión, toda vez que se ha limitado a mencionar la norma sin explicar por qué el Colegiado Superior debió aplicar la norma invocada; en consecuencia, la causal denunciada no cumple con lo previsto en el inciso c) del artículo 56° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, deviniendo en improcedente. Por estas consideraciones, en aplicación de lo dispuesto por el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021: Declararon IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por la parte demandante, Adriana Cecilia Chávez Delgado, mediante escrito presentado con fecha veintiuno de noviembre de dos mil dieciséis, que corre en fojas doscientos noventa y tres a doscientos noventa y nueve; y ORDENARON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso ordinario laboral seguido con la demandada, American Reps S.A.C., sobre nulidad de despido; interviniendo como ponente el señor juez supremo Rodas Ramírez; y los devolvieron. S.S. ARÉVALO VELA, YRIVARREN FALLAQUE, RODAS RAMÍREZ, DE LA ROSA BEDRIÑANA, MALCA GUAYLUPO

 C-1595138-11

Share This Post

Post Comment