CAS. Nº 11160-2016 LIMA Reintegro de remuneraciones y beneficios sociales.

CAS. Nº 11160-2016 LIMA  Reintegro de remuneraciones y beneficios sociales.

Respecto a las causales señaladas en los acápites i) y ii), debe considerarse que el recurso de casación es eminentemente formal y procede solo por las causales taxativamente prescritas en el artículo 56° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, referidas a normas de naturaleza material. En el caso concreto, se aprecia que la recurrente denuncia “vulneración”, la cual no se encuentra prevista como causal de casación en el artículo antes citado; en consecuencia, las causales invocadas devienen en improcedentes.

 En cuanto a la causal denunciada en el acápite iii), debe tenerse en cuenta que la inaplicación de una norma de derecho material, se configura cuando se deja de aplicar un precepto que contiene la hipótesis que describe el presupuesto fáctico establecido en el proceso, lo que implica un desconocimiento de la Ley aplicable al caso. Asimismo, cuando se denuncia la causal de inaplicación de una norma de derecho material, no basta invocar la norma o normas inaplicadas, sino que se debe demostrar la pertinencia del precepto a la relación fáctica establecida en las Sentencias de mérito y cómo su aplicación modificaría el resultado del juzgamiento. En el caso de autos, se advierte que la recurrente no ha fundamentado con claridad y precisión por qué la norma invocada debió aplicarse, toda vez que sus argumentos se encuentran referidos a cuestionar aspectos fácticos y de valoración probatoria analizados por las instancias de mérito, buscando que esta Sala Suprema efectúe un nuevo examen del proceso, lo cual no constituye objeto ni fin del recurso casatorio; por lo tanto, las causales invocadas no cumplen con lo previsto en el inciso c) del artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, deviniendo en improcedente. Por estas consideraciones, en aplicación de lo dispuesto por el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021:

 

CAS. Nº 11160-2016 LIMA

Reintegro de remuneraciones y beneficios sociales. PROCESO ORDINARIO. Lima, once de noviembre de dos mil dieciséis.

 VISTO y CONSIDERANDO:

 Primero:

El recurso de casación interpuesto por la demandante, Roxana Ulloa Luján, mediante escrito de fecha diecisiete de mayo de dos mil dieciséis, que corre en fojas quinientos setenta y nueve a quinientos ochenta y cuatro, contra la Sentencia de Vista de fecha nueve de marzo de dos mil dieciséis, que corre en fojas quinientos sesenta y cuatro a quinientos setenta y tres, que revocó en parte la Sentencia emitida en primera instancia de fecha treinta de abril de dos mil quince, que corre en fojas quinientos veinticinco a quinientos cuarenta y uno, que declaró fundada en parte la demanda, reformándola declararon infundado el extremo que reconoce a la actora el reintegro de remuneraciones y gratificaciones por el periodo de febrero de dos mil cinco a julio de dos mil ocho; cumple con los requisitos de forma contemplados en el inciso a) del artículo 55° y del artículo 57° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificados por el artículo 1° de la Ley Nº 27021.

Segundo:

 El recurso de casación es un medio impugnatorio extraordinario, eminentemente formal, y procede solo por las causales taxativamente prescritas en el artículo 56° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley Nº 27021, las mismas que son:

a) la aplicación indebida de una norma de derecho material;

b) la interpretación errónea de una norma de derecho material; c) la inaplicación de una norma de derecho material; y

d) la contradicción con otras resoluciones expedidas por la Corte Suprema de Justicia o las Cortes Superiores, pronunciadas en casos objetivamente similares, siempre que dicha contradicción esté referida a una de las causales anteriores.

Tercero:

Asimismo, conforme a lo previsto C en el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, es requisito que la parte recurrente fundamente con claridad y precisión las causales descritas en el artículo 56° de la mencionada Ley, y según el caso sustente:

a) qué norma ha sido indebidamente aplicada y cuál es la que debió aplicarse;

b) cuál es la correcta interpretación de la norma;

c) cuál es la norma inaplicada y por qué debió aplicarse; y

d) cuál es la similitud existente entre los pronunciamientos invocados y en qué consiste la contradicción; debiendo la Sala Casatoria calificar estos requisitos y si los encuentra conformes, en un solo acto, debe pronunciarse sobre el fondo del recurso. En el caso que no se cumpla con alguno de estos requisitos, lo declarará improcedente.

Cuarto:

Se aprecia de la demanda que corre en fojas ciento dos a ciento diez, que la accionante pretende que la demandada le pague el importe de sesenta y tres mil ochocientos setenta con 50/100 nuevos soles (S/.63,870.50), por concepto de bonificación jurisdiccional correspondiente al cargo de Especialista Legal; reintegro de remuneraciones en razón al cargo de Especialista Legal que comprenden el pago de haberes por el período del nueve de febrero de dos mil cinco hasta el treinta y uno de julio de dos mil ocho; reintegro de pago de gratificaciones desde julio de dos mil cinco a julio de dos mil ocho; y la entrega o el pago del equivalente al valor de los uniformes correspondiente a los años del dos mil cinco al dos mil once; más el pago de intereses legales, con costas y costos del proceso.

Quinto:

La recurrente denuncia las siguientes causales de casación:

I.- Vulneración a la debida motivación establecida en el inciso 5) del artículo 139° de la Constitución Política del Perú.

II.- Vulneración de los incisos 3), 4) y 6) del artículos 50° del Código Procesal Civil; y el artículo 12° de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

III.- Inaplicación del artículo 6º del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, concordante con los incisos 1) y 2) del artículo 26° de la Constitución Política del Perú.

Sexto:

Respecto a las causales señaladas en los acápites i) y ii), debe considerarse que el recurso de casación es eminentemente formal y procede solo por las causales taxativamente prescritas en el artículo 56° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, referidas a normas de naturaleza material. En el caso concreto, se aprecia que la recurrente denuncia “vulneración”, la cual no se encuentra prevista como causal de casación en el artículo antes citado; en consecuencia, las causales invocadas devienen en improcedentes.

Sétimo:

 En cuanto a la causal denunciada en el acápite iii), debe tenerse en cuenta que la inaplicación de una norma de derecho material, se configura cuando se deja de aplicar un precepto que contiene la hipótesis que describe el presupuesto fáctico establecido en el proceso, lo que implica un desconocimiento de la Ley aplicable al caso. Asimismo, cuando se denuncia la causal de inaplicación de una norma de derecho material, no basta invocar la norma o normas inaplicadas, sino que se debe demostrar la pertinencia del precepto a la relación fáctica establecida en las Sentencias de mérito y cómo su aplicación modificaría el resultado del juzgamiento. En el caso de autos, se advierte que la recurrente no ha fundamentado con claridad y precisión por qué la norma invocada debió aplicarse, toda vez que sus argumentos se encuentran referidos a cuestionar aspectos fácticos y de valoración probatoria analizados por las instancias de mérito, buscando que esta Sala Suprema efectúe un nuevo examen del proceso, lo cual no constituye objeto ni fin del recurso casatorio; por lo tanto, las causales invocadas no cumplen con lo previsto en el inciso c) del artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021, deviniendo en improcedente. Por estas consideraciones, en aplicación de lo dispuesto por el artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021:

Declararon IMPROCEDENTE el recurso de casación  interpuesto por la demandante, Roxana Ulloa Luján, mediante escrito de fecha diecisiete de mayo de dos mil dieciséis, que corre en fojas quinientos setenta y nueve a quinientos ochenta y cuatro; ORDENARON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso ordinario laboral seguido con la demandada, Poder Judicial, sobre reintegro de remuneraciones y beneficios sociales; interviniendo como ponente, el señor juez supremo Yrivarren Fallaque; y los devolvieron. S.S. ARÉVALO VELA, YRIVARREN FALLAQUE, ARIAS LAZARTE, DE LA ROSA BEDRIÑANA, MALCA GUAYLUPO

 C-1595138-4

Share This Post

Post Comment