En el contrato de trabajo por incremento de actividad, debe consignarse de forma expresa como requisitos esencialesel, objeto del contrato.

En el contrato de trabajo por incremento de actividad, debe consignarse de forma expresa como requisitos esencialesel, objeto del contrato.

Contrato de incremento o inicio de actividad Al respecto, debe tenerse en cuenta que este tipo de contratos pueden ser definidos como aquella negociación jurídica celebrada entre un empleador y un trabajador, con el objeto de contratar trabajadores por el plazo máximo de tres años para atender nuevas actividades de la empresa, las cuales son catalogadas como el inicio de una actividad, o de ser el caso, cuando la empresa incrementen las actividades ya existentes, lo que de por sí importa un incremento de actividad. Ahora bien, debe precisarse que esta modalidad contractual puede ser fácilmente confundida con los contratos de “necesidad de mercado”, toda vez que ambas modalidades contractuales se encuentran destinadas a atender el aumento de la actividad productiva; sin embargo, la diferencia radica en la temporalidad que define a cada uno de estos contratos. Así pues, mientras que la modalidad de contratación de necesidad de mercado se encuentra destinada a atender el aumento coyuntural de la actividad de la empresa que no puede ser atendido con personal permanente, el incremento o inicio de actividad tiene por finalidad la contratación de personal de trabajo para asumir actividades nuevas o el aumento de las ya existentes que son, en esencia, de carácter incierto. A modo de conclusión, podemos precisar que el contrato de trabajo por incremento de actividad, de acuerdo con lo establecido en el artículo 72° del Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, debe establecer una causa objetiva, es decir, deberá precisar que la actividad del empleador se ha visto incrementada, para así justificar la contratación temporal, debiendo por ello proporcionarse los documentos necesarios que permitan acreditar la contratación bajo esta modalidad. Sétimo: Supuestos de desnaturalización de los contratos de incremento de actividad o inicio de actividad Se ha dejado establecido que nuestro sistema laboral ha previsto un sistema de contratación sujeta a modalidad y un a plazo indeterminado; sin embargo, debe tenerse en cuenta que cada una de estas modalidades debe cumplir con los requisitos establecidos en el Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, como son aquellos fijados en los artículos 57° y 72° de la norma citada.

CAS. N° 15822-2015 MOQUEGUA
Declaración de vínculo laboral y reposición.
PROCESO ABREVIADO – NLPT.
SUMILLA: En el contrato de trabajo por incremento de actividad, debe consignarse de forma expresa como requisitos esenciales, el objeto del contrato, es decir, explicar las razones objetivas, los motivos y la duración que dan origen a la contratación; o en su defecto, la condición que determine la extinción del contrato de trabajo. En el caso concreto, el incremento en la actividad que se alega en los contratos es una fórmula genérica que no demuestra el hecho coyuntural que pueda reconocerse como la necesidad de mano de obra temporal. Lima, veintinueve de agosto de dos mil diecisiete. VISTA; la causa número quince mil ochocientos veintidós, guion dos mil quince, guion MOQUEGUA, en audiencia pública de la fecha; interviniendo como ponente, la señora jueza suprema De La Rosa Bedriñana, con la adhesión de los señores jueces supremos: Yrivarren Fallaque, Rodríguez Chávez y Malca Guaylupo; y el voto en minoría del señor juez supremo Rodas Ramírez; y luego de producida la votación con arreglo a ley, se emite la siguiente sentencia:
MATERIA DEL RECURSO:
Se trata del recurso de casación interpuesto por la parte demandante Luis Carlos Toala Andia, mediante escrito de fecha uno de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas trescientos cuarenta y uno a trescientos cincuenta y uno, contra la Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete, que revocó la Sentencia apelada de fecha treinta de abril de dos mil quince, que corre en fojas doscientos ochenta y dos a doscientos noventa y cuatro, que declaró fundada la demanda, y reformándola declararon infundada; en el proceso abreviado laboral seguido con la demandada, Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C., sobre declaración de vínculo laboral y reposición.
CAUSALES DEL RECURSO:
Mediante resolución de fecha dieciséis de agosto de dos mil diecisiete, que corre en fojas setenta y dos a setenta y cuatro del cuaderno de casación, se ha declarado procedente el recurso interpuesto por la parte demandante, por las siguientes causales: i) infracción normativa del artículo 4° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral y ii) interpretación errónea del liteal d) del artículo 77° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, correspondiendo a esta Sala Suprema emitir pronunciamiento de fondo al respecto.
CONSIDERANDO:
Primero:
Pretensión de demandada Corre de fojas cuarenta y tres a cincuenta y cuatro, la demanda interpuesta por Luis Carlos Toala Andia contra la empresa Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C; pretendiendo se determine la existencia de una relación laboral a plazo indeterminado desde el ocho de junio de dos mil once al treinta y uno de mayo de dos mil catorce; y en consecuencia se califi que el despido sufrido como incausado, ordenando su reposición al cargo que venía desempeñando, más el pago de costos del proceso

Segundo:

Pronunciamiento de las instancias de mérito El Juez del Juzgado de Trabajo de Ilo de la Corte Superior de Justicia de Moquegua, declaró fundada la demanda; al sostener que la parte demandante ha acreditado el período laboral y la existencia de un vínculo laboral; asimismo sostiene que se ha probado la desnaturalización por simulación o fraude contractual y en consecuencia se ha producido un despido arbitrario y ordena su inmediata reposición laboral en el puesto habitual que venía ocupando u otro similar de igual nivel y remuneración, con el pago de costos del proceso. El Colegiado Superior de la Sala Mixta Descentralizada de Ilo de la misma Corte Superior, mediante Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete, revoca la sentencia apelada, y reformándola declara infundada la demanda, luego de considerar que en los contratos celebrados por incremento de actividad, se cumplió con la exigencia legal de precisar la causa objetiva y en qué consiste el servicio para el cual fue contratado el demandante, estableciéndose la naturaleza temporal de los servicios; en tal sentido, los contratos suscritos no han sido desnaturalizados, por lo tanto no comprueba la existencia de un despido incausado.
Tercero:
Infracción normativa. Las causales declaradas procedentes son: Artículo 4° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, que establece: “En toda prestación personal de servicios remunerados y subordinados, se presume la existencia de un contrato de trabajo a plazo indeterminado. El contrato individual de trabajo puede celebrarse libremente por tiempo indeterminado o sujeto a modalidad. El primero podrá celebrarse en forma verbal o escrita y el segundo en los casos y con los requisitos que la presente Ley establece. También puede celebrarse por escrito contratos en régimen de tiempo parcial sin limitación alguna”. Artículo 77° del mencionado cuerpo normativo, que prevé: “Los contratos de trabajo sujetos a modalidad se considerarán como de duración indeterminada: (…) d) Cuando el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas establecidas en la presente ley”. Cuarto: En relación al contrato de inicio o incremento de actividad En cuanto a los contratos de naturaleza temporal por inicio o incremento de actividad, se conceptualizan como aquella negociación jurídica celebrada entre un empleador y un trabajador, con el objeto de contratar trabajadores por el plazo máximo de tres años para atender nuevas actividades de la empresa, que se cataloga como el inicio de una actividad; empero cuando la empresa incremente sus actividades que ya existen, como su mismo nombre lo indica el contrato es por incremento de actividad. En el contrato de trabajo por incremento de actividad este tipo de modalidad, se debe establece la causa objetiva que justifi que incremento de actividad. Quinto: Cabe citar, de forma explicativa, lo dispuesto por el Tribunal Constitucional, en relación a este tipo de contratación modal1: “(…) la ley permite contratar a personal bajo la modalidad de incremento de actividad para que preste sus servicios en una actividad nueva en el giro del empleador, como en el caso de que la organización económica emprenda una nueva actividad o para el desarrollo de la actividad propia del giro de la empresa cuando ésta se incrementa”. Asimismo, en otro pronunciamiento2 ha señalado que: “(…) 8. (…) no se ha cumplido con explicitar la causa objetiva del contrato; y, en segundo lugar, que la Municipalidad emplazada ha contratado al recurrente utilizando inválidamente esta modalidad contractual para atender una necesidad permanente, y no coyuntural, de mano de obra”. Sexto: De lo glosado anteladamente, se colige que para efectos de la validez de los contratos sujetos a modalidad, en este caso, el contrato por incremento de actividad, debe consignarse de forma expresa, como requisitos esenciales, el objeto del contrato; esto es, explicar en razones objetivas, los motivos y la duración que dan origen a la contratación; o, en su defecto, la condición que determine la extinción del contrato de trabajo. Sétimo: Si, por el contrario demuestra que el contrato se fundamentó en la existencia de simulación o fraude a las normas laborales, operará la desnaturalización del mismo; ocurriendo lo mismo si se verifica que los servicios a contratar corresponden a actividades ordinarias y permanentes, y cuando, para eludir el cumplimiento de normas laborales que obligarían a la contratación por tiempo indeterminado, el empleador aparenta o simula las condiciones que exige la ley para la suscripción de contratos de trabajo sujetos a modalidad, cuya principal característica es la temporalidad. Octavo: Pronunciamiento sobre el caso concreto En el caso de autos, el demandante estuvo sujeto a contratos de trabajo por incremento de actividad (fojas tres a diecinueve) por lo cual corresponde evaluar si la causa objetiva de los contratos y sus prórrogas han sido suscritos de conformidad a lo señalado en el artículo 57° del Decreto Supremo N° 003-97-TR. En todos los contratos se menciona en la cláusula tercera que la causa objetiva de dicha contratación es: “(…) la empresa ha incrementado su actividad productiva en razón de tener que atender mayores volúmenes de cartera morosa, y en general, debido a la expansión de la cobertura de los servicios que actualmente viene brindando. Ello se sustenta, en el contrato de Servicio de Cobranza suscrito con Crediscotia Financiera, nueva cliente de LA EMPRESA que implica la cobranza de una cartera de clientes elevada que LA EMPRESA no puede atender con el personal con que cuenta actualmente. Asimismo, tomando en cuenta que la cartera morosa puede verse reducida en cualquier momento debido al fl ujo de pago de los clientes, se origina la necesidad de LA EMPRESA de contratar personal de manera temporal (…)”. Asimismo, LA EMPRESA regularmente compra cartera morosa, lo que incrementa sus volúmenes de cuentas por cobrar y, consecuentemente, se origina la necesidad de LA EMPRESA de contratar personal de manera temporal. Noveno: Ahora bien, conforme al Manual de Organización y Funciones de Cobranzas y Verificaciones (fojas ciento cincuenta y cinco y siguientes) la empresa demandada cuenta con una gerencia de cobranzas, cuya misión es realizar la gestión de recuperación en campo de una manera eficaz y eficiente, orientada a satisfacer las expectativas de los clientes de la demandada a nivel nacional. Luego, entonces la cobranza y las verificaciones constituyen una labor de carácter permanente y no temporal. El incremento en la actividad que se alega en los contratos es una formula genérica que no demuestra el hecho coyuntural que pueda reconocerse como la necesidad de mano de obra temporal; es más, lo contratos de locación de servicios con la empresa Crediscotia Financiera data del año dos mil nueve y el contrato con el demandante es de dos mil once, lo que quiere decir que el compromiso de la demandada de atender la cartera morosa de su cliente es de data antigua, y necesariamente debe ser cubierto por personal estable. Décimo: En mérito a lo expuesto, se concluye que el Colegiado Superior ha incurrido en infracción de las normas denunciadas; en consecuencia, el recurso deviene en fundado; y actuando en sede de instancia se confi rme la Sentencia apelada, que declaró fundada la demanda. Por estas consideraciones: FALLO: Declararon FUNDADO el recurso de casación interpuesto por la parte demandante Luis Carlos Toala Andia, mediante escrito de fecha uno de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas trescientos cuarenta y uno a trescientos cincuenta y uno; en consecuencia, CASARON la Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete; y actuando en sede de instancia: CONFIRMARON la Sentencia apelada de fecha treinta de abril de dos mil quince, que corre en fojas doscientos ochenta y dos a doscientos noventa y cuatro, que declaró FUNDADA la demanda; en consecuencia; declararon la existencia de un despido incausado realizado por la empresa demandada, por lo tanto, es procedente califi carlo como arbitrario en agravio del demandante, por lo tanto, ordenaron su inmediata reposición laboral bajo el régimen del Decreto Legislativo N° 728 en un contrato a plazo indeterminado y en el puesto habitual que venía ocupando (Supervisor de Cobranzas) u otro similar de igual nivel y remuneración, con costos del proceso; y DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso abreviado laboral seguido con la demandada, Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C., sobre declaración de vínculo laboral y reposición; y los devolvieron. S.S. YRIVARREN FALLAQUE, RODRÍGUEZ CHÁVEZ, DE LA ROSA BEDRIÑANA, MALCA GUAYLUPO EL VOTO EN MINORÍA DEL SEÑOR JUEZ SUPREMO RODAS RAMÍREZ, ES COMO SIGUE:
MATERIA DEL RECURSO:
Se trata del recurso de casación interpuesto por la parte demandante Luis Carlos Toala Andia, mediante escrito de fecha uno de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas trescientos cuarenta y uno a trescientos cincuenta y uno, contra la Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete, que revocó la Sentencia apelada de fecha treinta de abril de dos mil quince, que corre en fojas doscientos ochenta y dos a doscientos noventa y cuatro, que declaró fundada la demanda, y reformándola declararon infundada; en el proceso abreviado laboral seguido con la demandada, Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C., sobre declaración de vínculo laboral y reposición.
CAUSALES DEL RECURSO:
Mediante resolución de fecha dieciséis de agosto de dos mil diecisiete, que corre en fojas setenta y dos a setenta y cuatro del cuaderno de casación, se ha declarado procedente el recurso interpuesto por la parte demandante, por las siguientes causales: i) infracción normativa del artículo 4° del Decreto Supremo N° 003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral y ii) interpretación errónea del liteal d) del artículo 77° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, por lo que corresponde a esta Sala Suprema emitir pronunciamiento de fondo al respecto. Es importante precisar que, de advertirse la infracción normativa invocada corresponderá a esta Sala Suprema declarar fundado el recurso de casación propuesto; de conformidad con el artículo 39° de la Ley N° 294973, Nueva Ley Procesal del Trabajo; en sentido contrario, de no presentarse la afectación alegada por la recurrente, el recurso devendrá en infundado.
CONSIDERANDO:
Primero:
Pretensión del demandante y pronunciamientos de las instancias de mérito. a) Demanda: De la revisión de los actuados, se verifica que de fojas cuarenta y tres a cincuenta y cuatro, corre la demanda interpuesta por el demandante, Luis Carlos ToalaAndia contra la empresa Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C.; en la que postuló como pretensión, se determine la existencia de una relación laboral a plazo indeterminado desde el ocho de junio de dos mil once al treinta y uno de mayo de dos mil catorce; en consecuencia se califique el despido del que fue objeto como incausado y se ordene su reposición al cargo que venía desempeñando, más el pago de costos del proceso. b) Sentencia de primera instancia: El Juez del Juzgado de Trabajo de Ilo de la Corte Superior de Justicia de Moquegua, declaró fundada la demanda; al sostener que la parte demandante ha acreditado el período laboral y la existencia de un vínculo laboral; asimismo sostiene que se ha probado la desnaturalización por simulación o fraude contractual y en consecuencia se ha producido un despido arbitrario y ordena su inmediata reposición laboral en el puesto habitual que venía ocupando u otro similar de igual nivel y remuneración, con el pago de costos del proceso. c) Sentencia de segunda instancia: El Colegiado de la Sala Mixta Descentralizada de Ilo de la misma Corte Superior, mediante Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete, procedió a revocar la sentencia apelada, y reformándola declaró infundada, al considerar que la parte emplazada en los contratos celebrados con el actor, contrato modal por incremento de actividad, ha cumplido con la exigencia legal de precisar detalladamente la causa objetiva y en qué consiste el servicio para el cual fue contratado el demandante, pues en la cláusula tercera del contrato del citado contrato se consigna: naturaleza temporal y causa objetiva, la misma que se sustenta en el contrato de servicio suscrito con Crediscotia Financiera, los contratos suscritos no habrían sido desnaturalizados, por lo tanto no se habría comprobado la existencia de un despido incausado.
Segundo:
Infracción normativa. La infracción normativa podemos conceptualizarla como la afectación a las normas jurídicas en que incurre el Colegiado Superior al emitir una resolución, originando con ello que la parte que se considere afectada por la misma pueda interponer el respectivo recurso de casación. Respecto de los alcances del concepto de infracción normativa quedan comprendidas en el mismo las causales que anteriormente contemplaba la antigua Ley Procesal del Trabajo, Ley N° 26636 en su artículo 56°, relativas a interpretación errónea, aplicación indebida e inaplicación de una norma de derecho material, aunque la Ley N° 29497 incluye además a las normas de carácter adjetivo.
Tercero:
Delimitación del objeto de pronunciamiento. Conforme a la causal de casación declarada procedente en el auto calificatorio; la presente resolución debe circunscribirse a delimitar si se ha incurrido en infracción normativa por las siguientes causales: Infracción normativa por inaplicación del artículo 4° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral e infracción normativa por interpretación errónea del literal d) del artículo 77° del Decreto Supremo N°003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral; debemos decir que las normas invocadas establecen lo siguiente: “Artículo 4°.- En toda prestación personal de servicios remunerados y subordinados, se presume la existencia de un contrato de trabajo a plazo indeterminado. El contrato individual de trabajo puede celebrarse libremente por tiempo indeterminado o sujeto a modalidad. El primero podrá celebrarse en forma verbal o escrita y el segundo en los casos y con los requisitos que la presente Ley establece. También puede celebrarse por escrito contratos en régimen de tiempo parcial sin limitación alguna”. “Artículo 77°.- Los contratos de trabajo sujetos a modalidad se considerarán como de duración indeterminada: (…) d) Cuando el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas establecidas en la presente ley”.
Cuarto:
Sobre los contratos sujetos a modalidad En nuestro sistema laboral podemos advertir que la legislación ha prestado especial atención a la temporalidad de la contratación, es así que ha previsto como mecanismo que la contratación se presume indeterminada, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 4° del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral,
aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR. Frente a dicha presunción, se ha previsto también la celebración de los contratos sujetos a modalidad, como regla excepcional. En efecto, constituyen una excepción a la presunción de contratación laboral indefinida; no obstante ello, su celebración exige el cumplimiento de determinados presupuestos, cuya inobservancia puede conllevar a la invalidez del acto, con las consecuencias jurídicas que estas puedan generar. A partir de ello, podemos considerar que los contratos sujetos a modalidad son contratos atípicos, dada la naturaleza determinada o temporalidad, confi gurándose sobre la base de las necesidades del mercado o mayor producción de la empresa, o cuando, lo exija la naturaleza temporal o accidental del servicio que se va a prestar o de la obra que se ha de ejecutar, con excepción de los contratos de trabajo intermitentes o de temporada, pues dada su naturaleza, pueden ser de carácter permanente.
Quinto:
Entre las características más relevantes que podemos hallar entre los contratos a plazo sujetos a modalidad, debemos señalar las siguientes:
a) el contrato a plazo fijo confiere a los trabajadores acceso a todos los derechos y beneficios sociales previstos para los trabajadores contratados a plazo indefinidos (derechos individuales como colectivos, aun cuando, en la práctica, haya políticas y convenios colectivos que no excluyen de la percepción de ciertas compensaciones o beneficios al personal contratado a plazo fijo);
b) sobre estos contratos atípicos hay que indicar que no solamente se debe invocar la causal respectiva de contratación (es el único contrato de trabajo que requiere de una causa de contratación), sino que dicha causa debe haberse configurado para que proceda la contratación temporal, o cuando menos, se debe encontrar ante el supuesto legal para la contratación de personal temporal;
c) en cuanto al plazo máximo, cada modalidad tiene una duración en función de la existencia de la causa temporal o simplemente el plazo máximo establecido por el legislador, sin que ningún caso se exceda de cinco años. Asimismo, es posible renovar los contratos a plazo fijo respetando el plazo máximo aplicable para cada modalidad de contratación4.
Sexto:
Contrato de incremento o inicio de actividad Al respecto, debe tenerse en cuenta que este tipo de contratos pueden ser definidos como aquella negociación jurídica celebrada entre un empleador y un trabajador, con el objeto de contratar trabajadores por el plazo máximo de tres años para atender nuevas actividades de la empresa, las cuales son catalogadas como el inicio de una actividad, o de ser el caso, cuando la empresa incrementen las actividades ya existentes, lo que de por sí importa un incremento de actividad. Ahora bien, debe precisarse que esta modalidad contractual puede ser fácilmente confundida con los contratos de “necesidad de mercado”, toda vez que ambas modalidades contractuales se encuentran destinadas a atender el aumento de la actividad productiva; sin embargo, la diferencia radica en la temporalidad que define a cada uno de estos contratos. Así pues, mientras que la modalidad de contratación de necesidad de mercado se encuentra destinada a atender el aumento coyuntural de la actividad de la empresa que no puede ser atendido con personal permanente, el incremento o inicio de actividad tiene por finalidad la contratación de personal de trabajo para asumir actividades nuevas o el aumento de las ya existentes que son, en esencia, de carácter incierto. A modo de conclusión, podemos precisar que el contrato de trabajo por incremento de actividad, de acuerdo con lo establecido en el artículo 72° del Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, debe establecer una causa objetiva, es decir, deberá precisar que la actividad del empleador se ha visto incrementada, para así justificar la contratación temporal, debiendo por ello proporcionarse los documentos necesarios que permitan acreditar la contratación bajo esta modalidad. Sétimo: Supuestos de desnaturalización de los contratos de incremento de actividad o inicio de actividad Se ha dejado establecido que nuestro sistema laboral ha previsto un sistema de contratación sujeta a modalidad y un a plazo indeterminado; sin embargo, debe tenerse en cuenta que cada una de estas modalidades debe cumplir con los requisitos establecidos en el Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, como son aquellos fijados en los artículos 57° y 72° de la norma citada.
Octavo:
Ahora bien, el incumplimiento de estos requisitos da lugar a que se produzca la desnaturalización de la contratación conforme a los supuestos previstos en el artículo 77° de la norma antes citada; no obstante ello, existen circunstancias que vinculadas a las fi guras reguladas por dicho dispositivo, pueden conllevar a que se declare la desnaturalización del contrato; así, podemos considerar desnaturalizado este tipo de modalidad contractual cuando: a) Las empresas vienen realizando actividades en el mercado por varios años; b) El trabajador se encuentre contratado bajo éste tipo de contrato por más de tres años, considerando que el plazo máximo para su contratación es de tres años; c)Cuando las empresas, teniendo varios años en el mercado, optan por el contrato por inicio de actividad a personal nuevo que recién se incorpora a sus empresas, en el supuesto que éste tipo de contratos es para el personal nuevo, para lo cual debe tenerse en cuenta las actividades de la empresa; d) Cuando se determine que una empresa que haya tenido varios años en el mercado y decida incrementar sus actividades y el personal que haya tenido bajo un contrato ya sea indeterminado o modal les cambie a un contrato por incremento de actividad; este supuesto pretendería justificarse siempre que sea el nuevo personal quien básicamente se encargue de las labores que impliquen éste incremento; e) Cuando se demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas; y f) Cuando el trabajador continúe laborando después de la fecha de vencimiento del plazo estipulado, o después de las prórrogas pactadas, siempre que estas excedan el límite máximo permitido.
Noveno:
De acuerdo a lo expuesto, corresponde señalar que las disposiciones contenidas en los artículos 57°, 72° y 77° del Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, los contratos de incremento de actividad o inicio de actividad debe ceñirse en establecer las formalidades de los contratos de trabajo sujetos a modalidad, además de constar por escrito y por triplicado, debiendo consignarse en forma expresa su duración y las causas objetivas, las mismas que deberán estar descritas de manera clara y precisa, además de estar debidamente justificadas, a través de documentos suficientes que demuestren las razones por las cuales se contrató bajo un contrato modal y no uno a plazo indeterminado; pues de lo contrario, los empleadores podrían incurrir en un abuso para la contratación de trabajadores bajo las modalidades previstas en el Texto Único Ordenado de la Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR.
Décimo:
Es menester indicar que el Tribunal Constitucional se ha pronunciado al respecto, señalando en el fundamento tercero del Expediente N° 05919-2009-PA/TC lo siguiente: “Conforme lo establece el inciso d) del artículo 77° del Decreto Supremo N.º 003-97-TR, los contratos sujetos a modalidad se considerarán como de duración indeterminada si el trabajador contratado temporalmente demuestra la existencia de simulación o fraude a las normas laborales con la celebración del contrato, situación que se verifica cuando la causa, objeto y/o naturaleza de los servicios que se requieren contratar corresponden a actividades permanentes y cuando, para eludir el cumplimiento de normas laborales que obligarían a la contratación por tiempo indeterminado, el empleador aparenta o simula las condiciones que exige la ley para la suscripción de contratos de trabajo sujetos a modalidad, cuya principal característica es la temporalidad”.
Décimo Primero:
Solución al caso en concreto Habiéndose determinado los alcances generales de los contratos sujetos a modalidad, así como, los requisitos formales para su validez, y las causas de desnaturalización de los contratos por simulación o fraude, corresponde analizar el caso de autos para determinar si se ha incurrido en infracción normativa del dispositivo denunciado. Al respecto, se debe indicar que el demandante ha prestado servicios mediante contratos de trabajo sujetos a modalidad por incremento de actividades, los cuales corren en fojas setenta y dos a noventa y cinco; ahora bien, debe tenerse en cuenta que la cláusula tercera de dicho contrato, precisa lo siguiente: “TERCERA: NATURALEZA TEMPORAL Y CAUSA OBJETIVA De conformidad con lo estipulado en la cláusula anterior y teniendo en cuenta que las labores pactadas están referidas a incrementos de actividad, las partes reconocen que el presente contrato está sujeto a lo dispuesto por el artículo 57° del T.U.O. de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por D.S.003-97-TR. Actualmente LA EMPRESA ha incrementado su actividad productiva en razón de tener que atender mayores volúmenes de cartera morosa, y en general, debido a la expansión de la cobertura de los servicios que actualmente viene brindando. Ello se sustenta, en el contrato de Servicio de Cobranza suscrito con Crediscotia Financiera, nueva cliente de LA EMPRESA que implica la cobranza de una cartera de clientes elevada que LA EMPRESA no puede atender con el personal con que cuenta actualmente. Asimismo, tomando en cuenta que la cartera morosa puede verse reducida en cualquier momento debido al fl ujo de pago de los clientes, se origina la necesidad de LA EMPRESA de contratar personal de manera temporal. Asimismo, LA EMPRESA regularmente compra cartera morosa, lo que incrementa sus volúmenes de cuentas por cobrar y, consecuentemente, se origina la necesidad de LA EMPRESA de contratar personal de manera temporal. Por tal motivo, LA EMPRESA requiere contratar personal que le permita afrontar con éxito dichos incrementos comerciales para atender adecuadamente a sus clientes”. Ahora bien, corre en fojas ciento cuatro a fojas ciento quince los contratos de locación de servicios celebrados entre la parte emplazada y la empresa Crediscotia Financiera, siendo que en la disposición número once del contrato de fecha uno de abril de dos mil nueve se habría celebrado un contrato a plazo indeterminado, pudiendo resolver el contrato en cualquier momento y de mutuo acuerdo.
Décimo Segundo:
De lo anotado, se aprecia de los contratos suscritos entre las partes que se ha cumplido con acreditar la causa objetiva que da origen a los mismos, es decir la prestación de servicios de cobranza efectuados para el cliente Crediscotia Financiera, justifi can la temporalidad de los contratos modales por incremento de actividad celebrados entre el demandante y la empresa emplazada; siendo que la demandada ha cumplido con aportar al proceso los medios probatorios sufi cientes que permiten concluir que no existe
desnaturalización de los contratos.
Décimo Tercero:
En mérito a lo expuesto, se concluye que el Colegiado Superior no ha infringido los dispositivos legales contenidos en los artículos 4° e inciso d) del artículo 77° del Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR; en consecuencia, el presente recurso deviene en infundado. Por estas consideraciones: MI VOTO es porque se declare INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por la parte demandante Luis Carlos Toala Andia, mediante escrito de fecha uno de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas trescientos cuarenta y uno a trescientos cincuenta y uno; en consecuencia, NO SE CASE la Sentencia de Vista de fecha veinte de agosto de dos mil quince, que corre en fojas trescientos treinta a trescientos treinta y siete; y SE DISPONGA la publicación de la presente resolución en el Diario Ofi cial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso abreviado laboral seguido con la demandada, Servicios de Cobranzas e Inversiones S.A.C., sobre declaración de vínculo laboral y reposición; y se devuelvan. S.S. RODAS RAMÍREZ
1 Fundamento 3.3.5 de la Sentencia recaída en el Expediente N° 03623 2012-PA/TC 2 Fundamentos 7 y 8 de la Sentencia recaída en el Expediente N° 10777-2006-PA/ TC. 3 Ley N° 29497 – Nueva Ley Procesal del Trabajo Artículo 39.- Consecuencias del recurso de casación declarado fundado Si el recurso de casación es declarado fundado, la Sala Suprema casa la resolución recurrida y resuelve el confl icto sin devolver el proceso a la instancia inferior. El pronunciamiento se limita al ámbito del derecho conculcado y no abarca, si los hubiere, los aspectos de cuantía económica, los cuales deben ser liquidados por el juzgado de origen. En caso de que la infracción normativa estuviera referida a algún elemento de la tutela jurisdiccional o el debido proceso, la Sala Suprema dispone la nulidad de la misma y, en ese caso, ordena que la sala laboral emita un nuevo fallo, de acuerdo a los criterios previstos en la resolución casatoria; o declara nulo todo lo actuado hasta la etapa en que la infracción se cometió. 4 TOYAMA MIYAGUSUKU, Jorge. “El derecho individual del trabajo en el Perú”. 1 ed. Lima: Editorial Gaceta Jurídica, 2015, pp. 83-85 C-1586313-264

Share This Post

Post Comment