Cuando un trabajador renuncia debe dar un aviso de 30 días al empleador, si este no es el caso y el trabajador se quiere retirar antes del plazo pero el empleador no está de acuerdo ¿Qué ocurre, puede el empleador retener su liquidación o tomar otras acciones?

Cuando un trabajador renuncia debe dar un aviso de 30 días al empleador, si este no es el caso y el trabajador se quiere retirar antes del plazo pero el empleador no está de acuerdo ¿Qué ocurre, puede el empleador retener su liquidación o tomar otras acciones?

Todo trabajador debe renunciar con un preaviso de 30 días.  Si un trabajador desea retirarse antes de los 30 días, debe pedir una exoneración con tres días de anticipación y si el empleador acepta o no indica nada, se entiende por aprobada dicha solicitud.  Ahora bien, si el empleador no acepta, el trabajador se debe quedar hasta el día 30 y opera la renuncia.  Si el trabajador, pese a la negativa del empleador, igual se retira antes de los 30 días solicitados,  estamos ante un abandono de trabajo y el empleador podría iniciar el trámite de despido; sin embargo, en la práctica, la mayor parte de las empresas no suele despedir pues resulta más costoso y burocrático hacerlo y terminan aceptando la renuncia anticipada.

Share This Post

Post Comment