In dubio pro operario y la asignación familiar

In dubio pro operario y la asignación familiar

Germán Serkovic

Abogado laboralista

La norma reglamentaria, el Decreto Supremo N° 035-90-TR, establece en su artículo tercero que la asignación familiar tiene el carácter y la naturaleza de la remuneración.

Con base en esta última precisión, se debe entender que si el trabajador no labora el mes completo, sea por inasistencias injustificadas o porque su ingreso o cese sucedió en el transcurso del periodo mensual, tanto su remuneración como la asignación familiar se abonarán de modo proporcional al lapso laborado.

Es lo que ocurriría si se tratase de una bonificación por tiempo de servicios, de una asignación por labor en altura o un bono por trabajo riesgoso; beneficios de características muy similares al que nos ocupa.

Algunos especialistas, e incluso la propia administración laboral, sostienen lo contrario.

De acuerdo a tal criterio, la asignación familiar debe abonarse íntegra sin que sea de trascendencia si se labora un mes, un día o una hora.

Tal argumentación se sustenta en la regla del In dubio pro operario, o principio de favorabilidad al trabajador –esto es– cuando de una norma se puedan colegir varias interpretaciones, se preferirá la más favorable al empleado.

La doctrina es estricta en la aplicación de esta regla. Para elegir la interpretación más favorable, exige que todas sean no solo posibles, sino también, y sobre todo, lógicas.

Se parte de la existencia de una norma de dudoso entendimiento real por lo que se requiere de una labor interpretativa, y no de una duda creada artificialmente.

No existe argumento suficiente para considerar que a asignación familiar deba ser tratada con criterios disímiles a los aplicables a otros beneficios remunerativos de equivalente naturaleza.

En la práctica se podría plantear el sinsentido de que un trabajador perciba en su boleta una asignación familiar  en monto bastante mayor que su sueldo.

 

Fuente: Diario el Peruano.

Share This Post

Post Comment