Fitch: Empresas latinoamericanas tuvieron un 2016 ‘desafiante’, ¿cómo le fue a las peruanas?

Fitch: Empresas latinoamericanas tuvieron un 2016 ‘desafiante’, ¿cómo le fue a las peruanas?

“La reciente elección en Perú y las reformas promulgadas en Argentina son puntos brillantes en términos de cambios de política económica que se espera que revigoricen sus economías”, dijo Jay Djemal de Fitch.

En toda Latinoamérica, las empresas enfrentan un entorno desigual para lo que queda del 2016 en base a indicadores líderes de crédito, según una serie de nuevos informes de Fitch Ratings.

“El 2016 ha demostrado ser un año desafiante para las compañías de toda Latinoamérica”, dijo Jay Djemal, director de Fitch Ratings.

“La recesión en Brasil se ha prolongado, mientras que las reformas fiscales en Colombia y Chile han frenado el crecimiento económico. El crecimiento del PBI de México está en riesgo de verse afectado por las propuestas de la nueva administración de Estados Unidos. La reciente elección (presidencial) en Perú y las reformas promulgadas por el presidente Macri en Argentina son puntos brillantes en términos de cambios de política económica propuestos que se espera que revigoricen sus economías”, agregó.

En Argentina, el 83% de la cartera corporativa argentina de Fitch tiene una perspectiva estable, un 9% tiene una perspectiva negativa, y el resto tiene calificación ‘CCC’ o inferior sin perspectiva asignada.

Alrededor del 65% de la cartera de calificaciones internacionales corporativas brasileñas de Fitch han recibido una perspectiva negativa, mientras que el 2% tiene una perspectiva positiva. El 42% de las perspectivas negativas se debe a la perspectiva negativa sobre la calificación soberana de Brasil.

Para la cartera chilena de Fitch, las perspectivas negativas superan las positivas de 10 a 3. Fitch espera que los esfuerzos de las empresas para fortalecer sus balances limiten aún más las acciones de calificación negativa.

En la actualidad, el 50% de las empresas colombianas con calificaciones internacionales tienen perspectivas negativas y el 42% tienen perspectivas estables. La proporción de rebajas y mejoras aumentó a 2.0 veces a agosto del 2016 desde 1.5 veces en el 2015.

Para las calificaciones corporativas mexicanas de Fitch, el 80% tiene una perspectiva estable, 6% son positivas y 14% son negativas. De las que tienen una perspectiva negativa, el 60% están relacionadas con fusiones y adquisiciones, y aproximadamente el 60% de las rebajas del 2016 se han asociado a presiones de liquidez y operativas relacionadas principalmente con materias primas.

El 60% de la cartera corporativa peruana de Fitch tiene grado de inversión con una perspectiva negativa. Tres de cada siete perspectivas fueron revisadas a estable de negativa a octubre de 2016, pero el 21% de las empresas peruanas mantienen perspectivas negativas.

Comentarios de Facebook

Share This Post

Post Comment