LECTURA LABORAL

LECTURA LABORAL

CAPÍTULO I

EL CONTRATO DE TRABAJO

001 – ¿Qué es el contrato de trabajo?

 Es un acuerdo de voluntades constituido entre dos partes llamadas: trabajador  y empleador. El primero se compromete a prestar sus servicios en forma personal a cambio de una remuneración pagada por el segundo quien en virtud de un vínculo de subordinación (dependencia), goza de las facultades de dirigir, fiscalizar y sancionar los servicios prestados.

 Esta es la única forma de prestación de servicios de la que se ocupa el Derecho del trabajo: labor desempeñada por el ser humano con finalidad productiva (para obtener una ventaja patrimonial o económica), por cuenta ajena (por encargo de otro, quien es titular de los bienes  o servicios producidos y también quien asume los riesgos del negocio), libre (voluntaria, resultado del acuerdo de voluntades) y subordinada (dirigida por el empleador que puede ser una persona natural o jurídica).

                BASE LEGAL

                Artículo 4 del Decreto Supremo N° 003-97-TR.

Elementos esenciales del contrato de trabajo

002 – ¿Cuáles son los elementos esenciales del contrato de trabajo y en qué  

            Consiste cada uno de ellos?  

 Los elementos esenciales del contrato de trabajo son tres: La prestación personal de servicios, el vínculo de subordinación o dependencia y la remuneración:

  1. La prestación personal de servicios es la obligación que tiene el trabajador de poner a disposición del empleador su propia actividad, la cual tiene carácter personalísimo, es decir, se ejecuta como persona natural y no puede ser delegada, sustituida o auxiliada por un tercero, salvo el caso del trabajo familiar que se ejecute por familiares directos que dependan de él, siempre que ello sea usual dada la naturaleza de las labores.
  1. La subordinación o dependencia es el vínculo de sujeción que tiene el empleador y el trabajador en una relación laboral. De este surge el poder de dirección que es la facultad del empleador de dirigir, fiscalizar y, cuando lo crea conveniente, sancionar al trabajador dentro de los criterios de razonabilidad. Este es el elemento distintivo que permite diferenciar al contrato de trabajo del contrato de locación de servicios en el que se ejecutan las labores de forma autónoma o independiente.
  2. La remuneración es el íntegro de lo que el trabajador recibe como contraprestación por sus servicios, en dinero o en especie, cualquiera sea la forma o denominación que se le dé, siempre que sea de su libre disposición.

Los tres elementos deben coincidir para reconocer la existencia del vínculo laboral. No obstante, con la entrada en vigencia de la Nueva Ley Procesal del Trabajo, a diferencia de su predecesora, se ha rebajado la carga de la prueba a la parte  demandante, exigiendo únicamente que pruebe la existencia de la prestación personal para aplicar la presunción de laboralidad. Consecuentemente, si el empleador no puede desacreditar  la presencia de los elementos esenciales-poniendo especial énfasis en la subordinación, se declará la existencia de una relación de trabajo.

BASE LEGAL

           Artículos 4, 5, 6 y 9 del Decreto Supremo N° 003-97-TR y artículo 23.2 de la Ley

               N° 29497.

Clases de contrato laborales

003 – ¿Qué clases de contratos puede suscribir el empleador para    

            Contratar al personal?

Los empleadores y trabajadores pueden vincularse laboralmente mediante la celebración de tres tipos de contratos de trabajo: i) contratos a tiempo indeterminado (llamados usualmente “estables o indefinidos”); oii) contratos sujetos a modalidad, plazo fijo o plazo determinado (llamados usualmente “contratados o temporales”); y, iii) contratos de trabajo a tiempo parcial (por horas, llamados usualmente “part time”).

En nuestro ordenamiento se presume y prefiere, salvo prueba en contrario, que en toda prestación de servicios remunerados y subordinados, existe un contrato de trabajo a plazo indeterminado. Esta es la poción que garantiza de mejor manera la estabilidad laboral del trabajador.

 Como veremos más adelante, la aplicación del principio de “primacía de la realidad” sanciona con esta cualidad a cualquier circunstancia que incumpla, en forma o fondo, con los requerimientos indispensables para su constitución acorde a Ley.

 Cualquiera de los contratos antes indicados pueden ser suscritos por empresas del sector privado o del sector público, siempre que su régimen laboral sea el de la actividad privada.

BASE LEGAL

Artículo 4 del Decreto Supremo N° 003-97-TR y artículo 75 del Decreto Supremo N°

001-96-TR.

004 – ¿En qué consisten los contratos a tiempo indeterminado y qué

            Formalidades se deben cumplir?

  Son aquellos que se celebran entre un trabajador y un empleador, de forma escrita o verbal, sin necesidad de señalar un plazo de vencimiento. Por regla general , toda prestación de servicios que reúna los elementos  esenciales de la relación laboral se presume a tiempo indeterminado. Su presentación ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (en adelante, MTPE) para su registro, es optativa.

               BASE LEGAL

               Artículo 4 del Decreto Supremo N° 003-97-TR.

Contratos sujetos a modalidad (plazo fijo)

 005 – ¿En qué consisten los contratos de trabajo sujetos a modalidad               

            (plazo fijo o determinado?

Son aquellos sustentados en una modalidad de contratación prevista, de forma taxativa, en nuestra legislación. Las posibilidades se limitan a aquellos que puedan justificarse en: i) las necesidades  del mercado  o una mayor producción de la empresa y; ii) cuando lo exija la naturaleza temporal o accidental  del servicio que se prestará  o de la obra  que se ha de ejecutar. En este segundo grupo, la contratación podrá ser también permanente, en los casos de contratos de trabajo intermitentes o de temporada cuya naturaleza así lo exija.

 Esta forma de contratación debe formalizarse necesariamente por escrito, debiendo consignarse en forma expresa su duración, las causas objetivas determinantes de la contratación  según la modalidad elegida (por ello se les denomina contratos “causales”, en tanto que la razón de contratación debiera aparecer expresamente en los respectivos contratos), así como las demás condiciones de la relación laboral.

Su presentación ante el MTPE, a efectos de su conocimiento y registro, es de carácter obligatorio.

 BASE LEGAL

               Artículo 4, 53, 72 y 73 del Decreto Supremo N° 003-97-TR y Artículo 3 del Decreto

               Supremo N° 001-98-TR.

Share This Post

Post Comment