Lo fundamental Para Determinar La Naturaleza De Una Relación Entre El Trabajador Y La Empresa Son Los Hechos Reales

Lo fundamental Para Determinar La Naturaleza De Una Relación Entre El Trabajador Y La Empresa Son Los Hechos Reales

CAS. Nº 4745-2016 LIMA Reintegro de beneficios sociales.

PROCESO ORDINARIO.

SUMILLA: Lo fundamental para determinar la naturaleza de una relación entre el trabajador y la empresa son los hechos reales, concretos, que se producen durante el curso de esa vinculación, ya que aquellas formas en muchas ocasiones constituyen el modo de disfrazar un verdadero fraude laboral. Lima, veintitrés de setiembre de dos mil dieciséis.

VISTA; La causa número cuatro mil setecientos cuarenta y cinco, guion dos mil dieciséis, guion LIMA, en audiencia pública de la fecha; y luego de verifi cada la votación con arreglo a ley, se emite la siguiente sentencia:

MATERIA DEL RECURSO:

Se trata del recurso de casación interpuesto por el demandante, Víctor Alejandro Enríquez Espino, mediante escrito presentado el veintiuno de diciembre de dos mil quince, que corre en fojas ochocientos ochenta y cuatro a ochocientos ochenta y siete, contra la Sentencia de Vista de fecha treinta de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas ochocientos setenta a ochocientos setenta y seis, que confirmó la Sentencia apelada de fecha siete de noviembre de dos mil catorce, que corre en fojas setecientos noventa y nueve a ochocientos nueve, que declaró fundada en parte la demanda; en el proceso ordinario laboral, sobre reintegro de beneficios sociales.

 FUNDAMENTO DEL RECURSO:

El recurrente denuncia como causales de su recurso de casación: i) Inaplicación del artículo 4° del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR y de los artículos 22° y 23° de la Constitución Política del Perú, que reconocen implícitamente el Principio de Primacía de la Realidad; sostiene que el Colegiado Superior no consideró que en el período comprendido entre el veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho hasta el veintiuno de agosto de dos mil dos, si bien suscribió un contrato a tiempo parcial, en el que se estableció que debía laborar solamente tres horas con cuarenta y cinco minutos, empero en realidad laboraba bajo un contrato de cobranza a tiempo completo, toda vez que las labores de cobranza domiciliaria no se puede realizar en tan corto tiempo. ii) Contradicción con otras resoluciones emitidas por las Cortes Superiores, pronunciadas en casos objetivamente similares: cita las Sentencias recaídas en los Expedientes Nos. 2836-2003-BE y 1373-2008-BE. iii) Inaplicación del artículo 2° de la Ley N° 28806, Ley General de Inspección. CONSIDERANDO:

Primero:

 El recurso de casación interpuesto por la empresa demandada, reúne los requisitos de forma para su admisibilidad conforme a lo previsto en el artículo 57° de la Ley Procesal del Trabajo N° 26636, modificado por el artículo 1 de la Ley N° 27021.

Segundo:

 Sobre la causal denunciada en el ítem i), se advierte que esta satisface el requisito previsto en el literal a) del artículo 58° de la Ley N° 26636, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021; razón por la que la causal denunciada por el demandante es procedente.

Tercero:

En cuanto a la causal propuesta en el ítem ii), se aprecia que no detalla de manera clara y precisa cuál es la similitud existente entre los pronunciamientos invocados y la sentencia impugnada, además no señala en qué consiste la contradicción que alega; en consecuencia, al no cumplir las exigencias del inciso d) de los artículos 56° y 58° de la Ley 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021; la denuncia propuesta deviene en improcedente.

Cuarto:

En lo referente a la causal invocada en el ítem iii), se debe señalar que cuando se denuncia la causal de inaplicación de una norma de derecho material, se debe demostrar la pertinencia de la misma a la relación fáctica establecida en la Sentencia recurrida y cómo su aplicación modificaría el resultado del juzgamiento. En el caso concreto, el recurrente no ha expuesto el fundamento por el cuál la norma que invoca debió ser aplicada, solamente se limita a citar la norma sin desarrollar fundamentación que la sustente; en consecuencia, la denuncia propuesta contraviene lo previsto en el inciso c) del artículo 58° de la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificada por el artículo 1° de la Ley N° 27021, deviniendo en improcedente.

Quinto:

De la pretensión demandada Conforme se advierte en la demanda interpuesta, que corre en fojas cuatrocientos veintiocho a cuatrocientos cincuenta y uno, el actor solicita se ordene a la demandada cumpla con abonarle la suma de doscientos cuarenta y tres mil ciento siete con 54/100 nuevos soles (S/.243,107.54) como beneficios sociales, por los siguientes conceptos: compensación por tiempo de servicios, vacaciones e indemnización por falta de descanso del período

comprendido entre el veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho al veintiuno de agosto de dos mil dos, más el reintegro de utilidades de los ejercicios económicos mil novecientos noventa y ocho al dos mil dos, entre otras pretensiones.

Sexto:

 Antecedentes Judiciales El Juez del Décimo Noveno Juzgado de Trabajo de la Corte Superior de Justicia de Lima, mediante Sentencia de fecha siete de noviembre de dos mil catorce, declaró fundada en parte la demanda, luego de considerar: i) que el demandante no ha cumplido con acreditar que desde el veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho laboró una jornada superior a las tres horas con cuarenta y cinco minutos que se pactó en el contrato de trabajo; ii) el demandante no ha demostrado el número de clientes que tenía a su cargo, y los “Reportes de Gestión de Cobranzas” no desvirtúan la validez de los contratos de trabajo a tiempo parcial, por lo tanto no corresponde amparar el pago de vacaciones, indemnización por falta del descanso físico vacacional, utilidades por el período veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho al veintiuno de agosto de dos mil dos; iii) en cuanto al reintegro de remuneraciones de acuerdo al porcentaje convenido la pericia demuestra desde febrero de dos mil cuatro, se calcula en base al cuatro punto cincuenta por ciento, y luego desde mayo de dos mil cuatro, se liquidó sobre una base distinta a lo pactado, por lo que corresponde amparar este extremo así como el reintegro de compensación por tiempo de servicios, vacaciones, gratificaciones y utilidades por su incidencia en estos beneficios; iv) la indemnización por daños y perjuicios no es amparable, ya que el daño no ha sido probado. La Sala Superior confirma la Sentencia apelada sosteniendo que no existen documentos que permitan verifi car lo alegado por el demandante.

Sétimo:

El artículo 4° del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobada por Decreto Supremo N° 003-97-TR, establece que: “En toda prestación personal de servicios remunerados y subordinados, se presume la existencia de un contrato de trabajo a plazo indeterminado. El contrato individual de trabajo puede celebrarse libremente por tiempo indeterminado o sujeto a modalidad. El primero podrá celebrarse en forma verbal o escrita y el segundo en los casos y con los requisitos que la presente Ley establece. También puede celebrarse por escrito contratos en régimen de tiempo parcial sin limitación alguna”.

Octavo:

 Análisis de la controversia En el caso concreto, constituye una de las pretensiones del demandante el pago de la compensación por tiempo de servicios, vacaciones e indemnización por la falta de descanso vacacional y utilidades por el período mil novecientos noventa y ocho al dos mil dos. Refi ere que en dicho período se desempeñó como asesor de cobranza alfa (gestor de cobranza) desempeñando sus labores de cobranza con visitas domiciliarias que excedían las ocho horas diarias; sin embargo, los beneficios que reclama le fueron abonados de manera diminuta, ya que se le consideró una jornada laboral de tres horas con cuarenta y cinco minutos.

Noveno:

Si bien es cierto, los contratos de trabajo que suscribió el demandante se especifica que laboraría tres horas con cuarenta y cinco minutos (fojas cuatrocientos sesenta y dos y siguientes); sin embargo, la cláusula tercera de tales contratos describe funciones a desarrollar por el demandante que comprende la cobranza diaria a realizar de Lunes a Sábado (labor operativa consistente en visitas domiciliarias a los clientes morosos) y una labor administrativa que la demandada lo fija de lunes a viernes a fin de que el demandante entregue las cobranzas realizadas, devuelva los documentos no cobrados y recepcione la documentación de la cobranza del día siguiente. Estas labores de recuperación domiciliaria han sido suficientemente acreditadas por el recurrente con los reportes de cobranzas que corren en fojas ochenta y seis a cuatrocientos veinticinco que revelan varias visitas al día, lo que significa la entrega al demandante de una cartera de cobranza importante por día.

Décimo:

Es un hecho acreditado que el demandante desempeñó el cargo de asesor de cobranzas Alfa en el área de recuperaciones (certificado de trabajo de fojas cuatrocientos setenta y cinco), dedicado a la cobranza domiciliaria Beta y Alfa (consignado así en las boletas de pago) y conforme al Manual de Recuperaciones que la demandada exhibe a fojas cuatrocientos setenta y siete, éste se realiza de lunes a sábado (coincidiendo de esta manera con lo estipulado en el contrato firmado por el demandante) dentro de un horario fijado de las siete horas con treinta minutos a las veintiún horas. Por otra parte, se tiene que las funciones del asesor de cobranza comprende: apoyar la gestión de cobranza telefónica, programar rutas de las zonas asignadas, verificar en el sistema CYBER los clientes que van a visitar y efectuar la gestión de cobranza en el domicilio, realizar seguimiento a los compromisos de pago, coordinar permanentemente con el supervisor su gestión de cobranza, presentar su reporte diario de gestión de cobranza, notificación a los clientes ( según el contrato de fojas cuatrocientos sesenta y seis, se contrata al demandante como asesor de cobranza). Ahora bien, en las boletas de pago (fojas cincuenta y uno y siguientes) y en algunos contratos se menciona la contratación del demandante como cobrador en el área de cobranza domiciliaria Beta y Alfa y según el Manuel de Recuperaciones (fojas cuatrocientos noventa y dos) las funciones de este tipo de cobrador es: recoger diariamente el reporte de pago y cartera de clientes, verificar en el sistema la situación de morosidad del cliente, preparar la cartera de clientes asignados, programando su visita al domicilio, realizando llamadas telefónicas, preparar el reporte de visitas diarias y la entrega del reporte a la digitadora para su ingreso al sistema.

Décimo Primero:

Lo glosado precedentemente permite colegir por el principio de primacía de la realidad que no resulta verosímil y humanamente posible que las funciones de un cobrador domiciliario o asesor de cobranza se pueda realizar en tres horas y cuarenta y cinco minutos, si se tiene en cuenta que estas se inician y terminan en la oficina de la demandada, comprendiendo tanto labores administrativas como labores operativas fuera del local de la empresa (para las visitas domiciliarias a los clientes morosos).

Décimo Segundo:

La Sala Superior se remite al contenido del contrato, obviando el principio de primacía de la realidad que permite establecer que en el caso concreto, el demandante cumplió una jornada superior a la cuatro horas por el período de servicios comprendido entre el veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho al veintiuno de agosto de dos mil dos, quedando evidenciado que las instancias de mérito han inaplicado la norma material denunciada, deviniendo fundada el recurso de casación y actuando en sede de instancia declarar fundado el reintegro de beneficios sociales reclamados por dicho período los que se liquidaran en ejecución de sentencia. Por estas consideraciones:

DECISIÓN:

Declararon FUNDADO el recurso de casación interpuesto por el demandante, Víctor Alejandro Enríquez Espino, mediante escrito presentado el veintiuno de diciembre de dos mil quince, que corre en fojas ochocientos ochenta y cuatro a ochocientos ochenta y siete; en consecuencia: CASARON la Sentencia de Vista de fecha treinta de setiembre de dos mil quince, que corre en fojas ochocientos setenta a ochocientos setenta y seis, y actuando en sede de instancia REVOCARON la Sentencia apelada de fecha siete de noviembre de dos mil catorce, que corre en fojas setecientos noventa y nueve a ochocientos nueve, que declara infundado el pago de compensación por tiempo de servicios, utilidades, indemnización por falta de descanso vacacional y vacaciones por el período comprendido entre el veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y ocho al veintiuno de agosto de dos mil dos, y reformándola declararon fundado el reintegro de los beneficios sociales reclamados por el referido período; en consecuencia, ordenaron que en ejecución de sentencia se calcule los benefi cios sociales amparados; confirmaron en lo demás que contiene; y DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso ordinario laboral seguido con la demandada, Banco Falabella Peru S.A., sobre reintegro de beneficios sociales; interviniendo como ponente la señora jueza suprema De La Rosa Bedriñana y los devolvieron. S.S. ARÉVALO VELA, YRIVARREN FALLAQUE, ARIAS LAZARTE, DE LA ROSA BEDRIÑANA, MALCA GUAYLUPO   C-1520815-379

Comentarios de Facebook

Share This Post

Post Comment