OIT: Creación de empresas sostenibles generará trabajo decente en ALC

OIT: Creación de empresas sostenibles generará trabajo decente en ALC

oti- empleo en peruEl desafío de generar trabajo decente en América Latina y el Caribe (ALC) implica asumir un proceso de transformación productiva que incluya crear instituciones y sistemas de gobernanza para fomentar la creación de empresas sostenibles, según un nuevo informe de la OIT.

El informe “Consolidando el desarrollo de empresas sostenibles en un entorno desafiante: un análisis regional comparativo” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señala que las empresas privadas generan 87% de los empleos en los países latinoamericanos y caribeños.
“Aunque el papel de la empresa como pieza básica del engranaje económico-social de nuestra sociedad evolucionó positivamente en la última década, en América Latina y el Caribe todavía queda mucho por hacer”, dice el documento.
Reunión regional
El texto fue discutido en una reunión convocada esta semana en la sede de la Oficina Regional de la OIT, a la cual asistieron representantes de organizaciones empresariales de toda la región.
La estrategia de promoción de un entorno propicio para las empresas sostenibles de la OIT fue lanzada al nivel global en 2007 después que los interlocutores tripartitos realizaran un debate y aprobaran una resolución sobre el tema en la Conferencia Internacional del Trabajo de ese año en Ginebra.
El documento publicado esta semana en la región por la OIT ofrece una radiografía de la situación en la cual desarrollan sus actividades las empresas latinoamericanas y caribeñas y sostiene que el trabajo decente requiere necesariamente de un ambiente propicio de sostenibilidad empresarial.
Buen entorno
“Sin un buen entorno para las empresas, la baja productividad y la informalidad se asocian resultando en una escasa calidad del empleo”, agrega.
La situación es aún más apremiante en el contexto económico actual, caracterizado por el fin del ciclo de fortaleza en los precios de las materias primas, que coloca a los países ante el reto de redoblar esfuerzos para impulsar la productividad y la formalización de la informalidad, que es un problema endémico en la región, recalca el informe.
Destaca que los países tienen que resolver la debilidad de las instituciones encargadas de vigilar el cumplimiento de las leyes, y hacer frente a los déficits en la calidad de la educación, corrupción e inseguridad, entre otros, pues se trata de situaciones que vulneran el Estado de derecho, condición sin la cual no se garantiza un ambiente fértil para las empresas sostenibles.
Añade que aunque la creación de nuevas empresas es resultado de una multiplicidad de factores, en general en la región son consecuencia de la “necesidad” o de una “oportunidad”.
La probabilidad de que las empresas de subsistencia, es decir las derivadas de la necesidad, pertenezcan a la economía formal es mucho más baja, debido a que ellas surgen con muy pocos recursos, en actividades de bajo valor agregado y, por tanto, de poca productividad.
Incentivos claros
El Informe de la OIT indica que es necesario desarrollar incentivos claros, visibles, palpables y fáciles de comprender para el pequeño y micro emprendedor, ya que generalmente éstos no perciben los verdaderos beneficios de incorporarse a la formalidad.
Mecanismos y tramitología simplificados, acceso a beneficios tributarios, aportes a fondos de jubilación, trato prioritario en gestiones ante las instancias públicas, acceso a servicios de salud con mayores beneficios, mejor acceso al sistema financiero, capacitación o formación, acceso al mercado público y flexibilización laboral, son solo algunos incentivos con los que puede promoverse la formalización.
La estrategia de la OIT sobre la generación de un ambiente propicio para las empresas sostenibles establece 17 condiciones esenciales para la creación y desarrollo de estas empresas.
 
17 condiciones
Esas 17 condiciones, agrupadas en cinco contextos temáticos, son la base sobre la cual el informe regional presentado en Lima realiza un análisis cuantitativo, mediante el cual compara la región de América Latina y el Caribe, con un grupo conformado por los países de alto ingreso de la OCDE.

Share This Post

Post Comment