Sunafil: Pediremos mediante cartas a empresas formales que corrijan su planilla negra

El intendente de Inteligencia Inspectiva de la Sunafil, Juan Carlos Requejo, anunció que desde julio priorizarán la fiscalización laboral para sincerar la ‘planilla negra’ en el sector formal de transporte, educación, salud, agrario, casinos y tragamonedas.

Por Miguel Juape

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) lanzó dos normas que marcarán el derrotero de sus fiscalizaciones en lo que resta del año, el Plan de Fiscalización Laboral 2017 y una directiva de inspección, sobre ellas explica su intendente de Inteligencia Inspectiva, Juan Carlos Requejo, en la siguiente entrevista con el diario Gestión.

¿De qué trata el Plan de Fiscalización para el 2017?
Lo principal es trabajar en la formalización a 60%; los trabajadores fuera de la planilla de trabajo (informales) no tienen ningún derecho laboral.

En concreto, ¿cómo se atacará la informalidad?
El primer paso es atacar la informalidad dentro de la formalidad (planilla negra). Vamos a empezar cruzando información de la Sunat, las planillas electrónicas y de varios supervisores de otros sectores. La meta es incorporar a 12 mil trabajadores este año.

¿Cuáles sectores?
El Ministerio de Transportes y Comunicaciones, de Educación, de Salud, y organismos reguladores, para realizar las primeras acciones en julio.

¿Cuál será la consecuencia?
Se priorizarán las fiscalizaciones en sectores donde existe una alta informalidad, pero también registros, como en el transporte terrestre, donde se registran vehículos, choferes y otros. Otro sector es el educativo, en la contratación de profesores en colegios privados, así como el sector médico y su contratación en clínicas, en donde se encuentran irregularidades, o en el sector agrario y la contratación por campañas; casinos y tragamonedas, entre otros.

¿Solo se trabajará con el cruce de información?
No, también en las inspecciones de estas entidades se incorporarán unos formatos que sirvan a la Sunafil (trabajadores, horarios y otros). La idea es que más allá de los 430 inspectores laborales, tengamos más ojos con otros registros.

¿Se diferenciará la fiscalización por tipo de empresas?
Sí. Vamos a iniciar las fiscalizaciones con las medianas y pequeñas empresas. Con las microempresas tendrá un rol más de orientación, y luego en setiembre se les fiscalizará (incluso aplicando multas).

¿Cómo lograrán la meta de incorporación en planilla a trabajadores informales?
Solicitaremos a las empresas mediante cartas, llamadas telefónicas, correos electrónicos, para que corrijan sus planillas negras desde este mes. Sin una respuesta, satisfactoria iniciaremos la fiscalización, pero si la empresa subsana no se aplicará ninguna multa.

¿De qué trata la directiva de
inspección?
Se van a utilizar diferentes alternativas para verificar las denuncias sobre incumplimiento de las obligaciones laborales, que representa el 30% de los casos, a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos, oficio a los empleadores, consultas en línea y otros.

¿En el caso de despido?
Estos casos sí requieren de una visita inspectiva, representan el 15% de las denuncias. Con el nuevo sistema buscaremos recortar el tiempo de actuación de siete a tres días.

Fuente: Diario Gestión

Comentarios de Facebook

Share This Post

Post Comment