El trabajo a tiempo parcial (parte final)

El trabajo a tiempo parcial (parte final)
Del análisis de las normas laborales vigentes, no se puede concluir que la contratación a jornada parcial es una modalidad contractual que se caracteriza por su naturaleza restrictiva.

 

Se diría que es todo lo contrario. Sin embargo, no siempre fue así. Como quiera que la estabilidad laboral aparece en nuestro medio en la década de 1970 y se establece un mínimo de cuatro horas para que el trabajador esté protegido contra el despido, la legislación limitó severamente el número de empleados con contrato a jornada incompleta.

No podía contratarse a más del 10% de la planilla a tiempo parcial, con contadas excepciones como en el caso del inicio o la ampliación de actividades de la empresa, restricción que conservó su vigencia por casi dos décadas.

Actualmente se puede pactar una relación laboral a medio tiempo sin limitación alguna, respetando ciertas formalidades.

El contrato a tiempo parcial se debe formalizar necesariamente por escrito y ser puesto en conocimiento de la Autoridad de Trabajo dentro de los 15 días de su suscripción.

La comunicación al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo es objetable, primero porque nace del reglamento y no de la ley; segundo, tiene poca justificación si ya toda contratación es conocida por la administración mediante el uso de los medios informáticos, señalándose expresamente la jornada diaria.

Para tener derecho a la percepción de la remuneración mínima, gozar de las vacaciones, quedar protegido contra el despido arbitrario y acceder a la compensación por tiempo de servicios, el empleado debe laborar, al menos, cuatro horas por día.

El tema es de una claridad meridiana cuando la jornada inferior a las cuatro horas se desarrolla de manera uniforme durante la semana.

No lo es cuando el cómputo se hace por semana, cada beneficio tiene sus propias –e inconexas–normas, lo que complica la contratación. Es de esperar que se unifique el tratamiento legal.

El costo laboral de contratar a tiempo parcial es atractivo para el empleador, es semejante al vigente en la microempresa.

 

Fuente: El Peruano

Comentarios de Facebook

Share This Post

Post Comment